miércoles, 18 de noviembre de 2009

Venezuela: cada día menos república y más bananera


Detalle: ya Hidrocapital no está al servicio del país, ni de la población, ni si quiera del estado o el gobierno, sino al servicio de una parcialidad política... Detalles como estos son los que hacen que uno quiera salir corriendo a Maiquetía, tomar el primer vuelo a cualquier parte y jamás regresar. Venezuela, cada día más subdesarrollada.

lunes, 26 de octubre de 2009

Ser de izquierda es "cool"... LOL XD

Finalmente ocurrió, hace un par de semanas fueron los Premios Emtiví Latinoamérica, conducidos por Residente de Calle 13 y Nelly Furtado. La verdad es que desde hace tiempo que dejé de ver ese canal, ni mucho menos los mencionados premios. Su versión norteamericana ya venía en decline cuando Emtiví Latinoamérica copió (mal) el formato entregando una lengua como premio, por la unidad idiomática de la región. En principio, de ser así los premios deberían llamarse MTV Hispanoamérica, porque si dicen Latinoamérica deberían incluir un pequeño país llamado Brasil.

Pero la verdadera comidilla del día siguiente no fueron los ganadores (a estas alturas, ¿a quién le interesan?). El que de verdad se robó el show fue este señor:

Y digo "show" porque fue simplemente eso: un chou. Si algún desubicado cree que el desfile de camisas fue algún tipo de declaración, muestra o propuesta está bastante desubicado. En todo caso, el contundente mensaje es que Residente puede dársela de chico malo diciéndole "Hijo de Puta" al Gobernador de Puerto Rico, sin que eso le traiga mayores problemas. Cómo te explico, Residente, que con eso no demuestras que eres "arriesgado", sino que en EE.UU. hay libertad de expresión.

Al final de cuentas, Residente no es más que una pose al servicio del mercado. Lo único que le interesa son los aplausos, vender discos y ser "cool". La cuestión es que si hace un siglo lo que daba "caché" era ser de derecha, noble o tener "alcurnia", en la actualidad nada es más pop que ponerse alguna camisa socialista, independientemente de que estés viajando por los Mayamis, caminando en la alfombra roja con unos adidas, y/o vayas a cantar en la cadena más pro status quo que existe: Emtiví.

Lejos de la pantalla, las alfombras rojas, los paseos con los políticos y las ridiculeces de la izquierda de Hollywood, hay verdaderos luchadores sociales. Por citar un ejemplo puntual, podemos hablar de la bloguera cubana Yoani Sánchez, quien justo por esos mismos días vio cómo rechazaban su solicitud de salir del país para asisitir a Nueva York a retirar un premio.

He ahí el verdadero mensaje del ridículo Residente: que en los Estados Unidos puedes putear a quien quieras y vas a seguir viajando, cantando y opinando; mientras que si levantas la voz contra estos señores...
...te sale quedarte preso en tu país. Eso en el mejor de los escenarios, porque si no, te sale cárcel de una.

Más vergonzoso aún fue cuando varios días después Residente, después de haber expresado claramente su opinión al decir que no es "antichavista" y llamar ridícula a una chica que lo llamó chavista, trató de ambiguamente responder que su camisa era algo "ambiguo", que ni apoyaba ni criticaba a Chávez... En otras palabras, ante la posibilidad de que más de la mitad de la población de Venezuela deje de comprar sus discos, cambia su contundente mensaje a "ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario".

Traducción: No dejen de comprar mis discos.

Un aplauso para el "luchador" de los zapatos adidas, de la disquera capitalista que le edita los discos y que lucha contra el imperalismo en una ceremonia con Rock Stars gringos que hablan en inglés... en Emtiví.

miércoles, 14 de octubre de 2009

La arrogancia "primermundista" vs. Rio 2016

Río de Janeiro fue elegida sede de los Juegos Olímpicos del año 2016. Las reacciones que he visto al respecto de este tema me han dejado tan estupefacto que me ha costado ordenar las ideas para escribir algo en el Blog. Río de Janeiro ya manifestó formalmente su rechazo a las declaraciones del Gobernador de Tokio, pero todavía no han dicho nada (ni creo que lo hagan) con respecto a la reacción de España.

Las declaraciones del comité español dejaron mucho que desear. Y las reacciones que recogía el diario Marca eran verdaderamente para enmarcar. La palabra que más se recogía era "tercermundista", puesto que para los perfectos europeos, Sudamérica nunca estará preparada para hacer frente a un evento de estas características. Poco importa que Brasil sea una de las economías más grandes del mundo y que en medio de la crisis sigue creciendo (modestamente), mientras que España es la única economía de la zona euro que proyecta caída al menos durante los próximos dos trimestres.

La palabra tercermundismo, que tan alegremente usa tanta gente, está diseñada para un mundo que ya dejamos atrás, y con un significado diferente: "un país tercermundista era un país que no estaba alineado ni con el primer mundo (EE.UU. y sus aliados capitalistas) ni el segundo mundo (la Unión Soviética y el bloque comunista)". Por el contrario, en la actualidad es un término (no tan) políticamente correcto para definir a los países que no somos "civilizados". En otras palabras, "tercermundistas" es equivalente del siglo 21 a decir "bárbaros".

Ahora, lo que más me ha llamado la atención de la reacción española fue la manera visceral con la cual rechazaron haber perdido. Todavía al sol del hoy insisten en que ellos tenían la "mejor propuesta" y que si la tercermundista Río les ganó fue por alguna componenda. Raro que no reaccionaran de la misma manera cuando en el 2012 Londres les quitó los juegos, a pesar de que en la segunda ronda de votación Madrid superó a París y a la capital inglesa. ¿Por qué no hubo "conspiraciones" cuando ganaron los ingleses? ¿Por qué se sintió tan natural perder contra los británicos, mientras que perder contra Brasil es un hecho imperdonable? Motivo de reflexión.

lunes, 21 de septiembre de 2009

El fallido intento de almuerzo "bolivariano"...

La anécdota en cuestión ocurrió el pasado viernes. Para variar un poco, no me llevé la comida de mi casa al trabajo, razón por la cual me vi obligado a comer en la calle. Un par de amigos de la oficina me dijeron que ellos iban a comer en el cafetín del Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (INEA), que tiene su sede en la Urbanización Las Mercedes, muy cerca de donde trabajo. Como la opción era económica, me animo a probarla.

Llegado el mediodía vamos caminando al edificio en cuestión, con la sorpresa de que nos encontramos unas cintas amarillas rodeando el edificio. Al parecer la construcción está cerrada, e incluso uno de mis compañeros sugiere que se trata de una medida preventiva después del temblor. Nos acercamos al vigilante para preguntarle qué había ocurrido y nos da una respuesta tan enrevesada que termina por oscurecer más que aclarar la situación.


En cuanto al tema que nos interesa, sí nos informa que el cafetín está abierto, así que podemos ir a comprar la comida. Haciéndole caso pasamos por un pequeño camino que quedaba entre las cintas y las oficinas. Allí veo una de las imágenes más impactantes del día: un cuadro donde aparece un esquema con la foto del Presidente de la República, la foto del Ministro del Ambiente, y luego la foto de quien presumo es el Presidente del Instituto. Lo terrible no era la imagen, sino el título del cuadro, que en lugar de decir "organigrama", decía simplemente "Cadena de mando".

¡CADENA DE MANDO!


En fin, que la cara de sorpresa que coloco le saca una sonrisa a alguno de mis compañeros. Seguimos caminando y llegamos al cafetín, que pinta bastante normal. No es ningún tipo de sorpresa encontrar que todo el personal que atendía estaba uniformado de rojo. Contengo la respiración como si fuese a sumergirme en el agua y comienzo a hacer la cola.

Lo primero a elegir son los jugos. La chica amablemente nos ofrece varias opciones, todas las cuales me resultan desagradables a excepción de la lechosa. Pido un jugo de lechosa, pero justo cuando lo va a buscar... ¡Oh, sorpresa! ¡Se acabó! Le pregunto si va a haber más y ni siquiera sabe como responderme. Pido un jugo de melón.

Lo próximo a solicitar es la sopa. Nos dicen que lamentablemente no tienen envases para sopa, así que nos ofrecen servirlas en vasos de plástico (indénticos a los del jugo). Me encojo de hombros y decido aceptar; después de todo, no quería ser el rompe grupos.

Finalmente mis amigos piden la comida que quieren. Llega mi turno, y cuando digo la frase "para llevar", la mujer que atiende, con un tono casi de disculpas en su tono me dice: "disculpe, pero es que se nos acabaron los empaques para llevar". Veo a la tipa fijamente y le pido algún tipo de alternativa. La mujer me dice que ya habían pedido más empaques para llevar y no habían llegado. Mis amigos me dicen que si quiero podemos comer en el cafetín. Yo miro alrededor, mientras la mujer de la cantina me insiste en que no puedo pedir la comida para llevar. Yo respondo en tono neutro que entonces no pediré comida allí. Le devuelvo la sopa, me doy media vuelta y me voy.


Mis amigos me detienen, divirtiéndose con lo que consideran "mi mala suerte". Yo en este punto estoy deprimido con la situación, que más allá de una simple anécdota personal, me parece una metáfora de la pobreza, escasez y conformismo que poco a poco se ha ido apoderando del país. Les digo simplemente que no puedo seguir más en el sitio y me voy.

Me fui al Centro Comercial Tolón, una especie de burbuja a donde todavía no ha entrado el socialismo del siglo XXI. Allí pude elegir entre una gran variedad de comidas. Al final pedí sushi, y me lo dieron para llevar, sin ningún problema.

martes, 8 de septiembre de 2009

El desesperado intento de Oliver Stone por llamar la atención


¿Alguno recuerda esa obra maestra llamada Alexander? ¿Y la "polémica" W, la vieron y les resultó polémica? Probablemente la respuesta a las anteriores preguntas fueron negativas por una razón particular: Oliver Stone dejó de ser un cineasta impactante desde hace por lo menos dos décadas.

Atrás quedaron los días de Platoon, que, si al caso vamos, tiene el único mérito de ser la primera película que retrató la Guerra de Vietnam, casi 15 años después de su final. Hace casi veinte años de su JFK, cuyo trascendencia fue poner de nuevo en el ojo del huracán la inconclusa investigación del asesinato de uno de los presidentes más progresistas de los Estados Unidos de América.

Pero Jack no es el único ícono Pop que Stone ha explotado a su favor, ¿o es que ya olvidaron The Doors? Esta bio-pic, más allá de la excelente actuación de Val Kilmer (el casting, una vez más), fue duramente criticada por los miembros de la banda por amarillista, y por pintar a un Jim Morrison enfermo y loco, completamente alejado del original. Incluso Ray Manzarek, tecladista de la banda, anunció el año pasado que está trabajando en un documental de The Doors, puesto que considera que la versión de Stone no cuenta para nada la historia real del grupo.


Lo de Stone el día de ayer en la alfombra roja con Chávez es, a todas luces, un desgarrador grito por atención. Y es que Stone lleva años tratando de crear "polémica" para hacer prensa a como de lugar. Desde su apología a la figura de Fidel Castro en Comandante, hasta las críticas a los presidentes republicanos como en la nombrada W, o en la mucho más antigua Nixon. Ni las excelentes actuaciones de Josh Brolin o Anthony Hopkins pudieron rescatar la mediocridad de ambas cintas, hasta llevarlas a pasar por debajo de la mesa tanto en crítica como en taquilla.

A Stone no le gusta nada de eso. Por el contrario, le encanta llamar la atención. Si tienen cable y han tenido la oportunidad de ver Saturday Night Live, habrán visto que en el episodio donde Josh Brolin era el anfitrión, Stone no perdió la oportunidad para salir en cámara. Por cierto que lo único que hacía era recordarle a Brolin que hiciera publicidad a la cinta. En otras palabras, salió solo para vender.


Y es que esto es lo que le interesa a Stone, y en esto es bastante bueno. Si no hubiese hecho sus polémicas declaraciones a cada medio que se le atravesara, seguro ninguno de nosotros hablaría de él. Si dejamos de lado sus declaraciones a la prensa y nos limitamos a sus películas, Stone hace tiempo que cayó en el peor infierno de un ególatra como él: la inocuidad. Se ha convertido en un cineasta absolutamente intrascendente.

Y ojo, que esta nueva maniobra no es el último intento del norteamericano por regresar a sus glorias pasadas. Me gustaría bromear diciendo que lo único que falta es que haga una secuela de Wall Street protagonizada por Shia LaBeouf, pero lejos de ser un chiste, esto es verdad. En fin, que a algunos directores cuando se les acaba el talento, sólo les queda buscar el facilismo de la polémica.

viernes, 4 de septiembre de 2009

Mi foto en Corpomitur...

Expan Zoo
Sí, sé que debo el voumen dos de las reflexiones sobre fútbol, y en realidad muchas otras entradas que no me he animado a escribir. Hoy hago una pausa para avisarles que estoy participando en un concurso titulado 100 imágenes / 100 años que contar, de la Gobernación del Estado Miranda. Concurso con la foto que coloco arriba porque la verdad estoy un poco cansado del cliché turístico de los diablos de Yare... Si tienes tiempo y te animas a votar por mi foto, te dejo el enlace aquí.

miércoles, 19 de agosto de 2009

De cómo las corporaciones destruyen el fútbol (Vol. I)

Mientras se sigue complicando la situación en Honduras, me he dedicado a ver las telenovelas que se han desatado en la prensa deportiva europea con los traspasos futbolísticos de este año. Lo más destacado sin duda ha sido el desembolso de 94 millones de Euros por parte del Real Madrid para hacerse con los servicios del alero portugués Cristiano Ronaldo. Y eso en plena época de crisis mundial.

El Manchester City, un equipo que fue adquirido por un grupo de jeques árabes de Abu Dhabi, también se ha dedicado a comprar jugadores a discreción: Carlos Tevez, Emmanuel Adebayor, Roque Santa Cruz... Por solo nombrar algunos delanteros. Pero, ¿cómo llegó el fútbol a ser una industria de millones de dólares?

De Italia a Inglaterra...

Existe más o menos un acuerdo en que la historia del fútbol se remonta a algunos deportes medievales como el fútbol de carnaval británico, o su variante latina: el calcio florentino. Este "deporte" italiano enfrentaba a dos equipos de 27 jugadores cada uno (22 de campo y 5 porteros); y durante 50 minutos todo era goles, dientes volando y homoerotismo.


Luego de que el deporte llegara a las Islas Británicas, los ingleses hicieron lo que siempre suelen hacer con todo: ponerle reglas. Es así como a finales del siglo XIX, algunos de las principales escuelas que practicaban el deporte deciden reunirse en la Taberna Freemason's para edificar un grupo de reglas para este deporte. Por supuesto, no todo el mundo quería regirse por estas leyes, y de allí salen las variantes como el fútbol americano, el fútbol australiano, etc. Para diferenciarse de estas versiones, el deporte pasó a llamarse fútbol asociado, o associated football (de allí por qué en algunos países se le llama soccer).

Luego de que se crearan las asociaciones inglesas, escocesa, galesas e irlandesa, del deporte salió de las Islas Británicas y comenzó su expansión por el mundo. Después de las Federaciones Nacionales se crea la gran federación internacional FIFA (1904), la Conmebol (1916) y la UEFA (1954). Pero creo que estamos adelantándonos demasiado... Manteniéndonos a finales del siglo XIX y principios del XX, veremos cómo se comienzan a constituir clubes como el Barcelona FC, que en 1899 se conformó luego de que un inmigrante Suizo, Joan Gamper, publicara un artículo en el periódico invitando a todos los interesados en el deporte a "caimanear".

El modelo inglés

Hay que decir que desde sus inicios, el fútbol en Inglaterra estuvo bastante ligado a los intereses empresariales. Por ejemplo, tenemos el caso del Newton Heath (Lancashire & Yorkshire Railway), un club conformado por trabajadores ferroviarios que decidieron unirse para practicar el fútbol. Luego de ser miembros fundadores de la Football League en 1892, enfrentaron la bancarrota apenas diez años después.

Es aquí donde entra en escena la figura del inversionista, encarnado por el empresario cervecero John Henry Davies, quien ve en esto del fútbol una excelente fuente de ingresos. Davies decidió cambiar los colores del equipo, y haciéndole caso a un joven inmigrante italiano, decidió rebautizar el club con el nombre de Manchester United. Y fue así como nació el matrimonio de la cerveza y el fútbol, con grandes empresarios haciendo dinero con ambos.


El Manchester en su historia ha cambiado mucho de dueños y accionistas. En la actualidad, el equipo es propiedad del magnate Malcom Glazer, quien ve en la marca deportiva una excelente oportunidad de lucro. En la Premiere inglesa, se ha llegado incluso al extremo de programar los partidos en horario vespertino, puesto que esa hora es el prime time televisivo en Asia, el mercado donde mejor se vende el fútbol.

La pregunta, por supuesto, es hasta qué punto el Manchester United no dejó de ser un club deportivo para convertirse en una empresa con intereses puramente monetarios. ¿No debería dejar de llamarse Manchester United Football Club para pasar a llamarse Manchester United, Corp.? De hecho, un grupo de seguidores del club están tan descontentos con este enfoque empresarial que han decidido formar su propio equipo, el no tan creativamente denominado FC United of Manchester, para rescatar el espíritu original del club de fútbol.

Ahora, si lo comparamos con el modelo español... Bueno, creo que esta entrada está quedando larga, así que eso lo dejaremos para el volumen 2.

jueves, 13 de agosto de 2009

Política Venezolana 2.0: los políticos toman la red...

La principal razón por la cual será imposible cercar la comunicación en Venezuela, es porque las nuevas tecnologías lo hacen virtualmente imposible. Incluso en Cuba, un país signado por el control total de la información por parte del Estado (al punto que hasta se censura Telesur) es fácil ver cómo blogueros como Yoani Sanchez han logrado birlar todo el aparato burocrático de la isla. Las nuevas tecnologías nos hacen libres.

Vivimos en una época sumamente compleja, no sólo en Venezuela, sino también a nivel mundial; por esta razón es importante hacer uso de los nuevos medios de comunicación para mantenernos enterados de todo lo que ocurre en nuestro país y sobretodo, de cómo podemos participar y hacer sentir nuestra voz.

No sé si será por el acoso del Gobierno/Estado/Partido hacia los medios tradicionales o la fiebre por teléfonos celulares que ha existido en Venezuela desde que existen los móviles, pero la realidad es que los políticos venezolanos están en la red. Pero para que esta comunicación sea efectiva, hace falta que los usuarios participen en los sitios y se hagan escuchar.

Si están leyendo esta entrada seguro es porque suelen visitar este blog, o tal vez éstán revisando la versión que exporta el feed a mis artículos de Facebook. En todo caso, tanto Facebook como la blogósfera son buenas herramientas para mantenerse al tanto de todo lo que ocurre, especialmente ante los atropellos que presenciamos actualmente contra los medios tradicionales.

Por eso, para que estemos informados de las maneras de pariticipar en la vida política y toma de decisiones como sociedad civil que somos, me permito colocar una pequeña guía para estar informado, de acuerdo a las diversas redes sociales:

Twitter
Es la herramienta de micro-blogging "de moda" en la actualidad, y una de las que ha sido más activa a nivel político tanto en las pasadas elecciones de Irán como en la actualidad en toda la situación de Venezuela. Por su facilidad y rapidez para publicar, es la mejor forma de mantenerse en tiempo real de lo que ocurre en el país. Una gran cantidad de políticos, partidos e instituciones se han abocado a hacer vida en Twitter:
También hay muchas instituciones nacionales y regionales que mantienen su página en Twitter. En mi caso como soy habitante del Municipio El Hatillo, sigo a:
Les recomiendo que busquen desde la página a sus propias instituciones regionales para mantenerse informados de lo que ocurre en su comunidad.

Youtube
Es una página de Internet que presenta videos generados por los propios usuarios. Permite que cualquiera pueda montar videos, verlos y opinar sobre ellos. Se puede contactar a diversos usuarios o suscribirse a canales particulares para mantenerse al tanto de los nuevos videos que montan. Algunas de las personas y partidos que tienen sus propios canales son:
Blogger
El servicio de blogs más utilizado en el mundo. Si estás leyendo esto, ya estás familiarizado con la manera de funcionar de blogger (a menos que me estás leyendo desde Facebook). Algunos de los políticos y partidos que aprovechan este servicio son:
Facebook
Es la red social con mayor número de usuarios en la actualidad. Si no estás leyéndome desde Blogger, lo estás haciendo desde Facebook. Ya debes saber cómo hacer seguimiento a diversas páginas y participar en grupos, así que acá te presento algunas opciones:
Esta información, como todo en Internet, puede cambiar con el tiempo. Tal vez algunas de estas páginas desaparezcan y otras nuevas salgan. Y si tienen algunas otras opciones que quieran recomendar, por favor opinen y participen, que precisamente eso es la web 2.0.

miércoles, 5 de agosto de 2009

La Cadena Capriles y los "latifundios mediáticos"

Desde el año 2004 al 2006 tuve la oportunidad de tener dos trabajos, uno en La Mega y otro en RCTV, ejerciendo como escritor de humor para El Show de la Mañana y Radio Rochela, respectivamente. Por lo general cuando terminaba mi turno en la radio solía decirle a mis compañeros del programa "bueno, ya fui explotado por la familia Cuscó... Ahora a ser explotado por los Granier". Podría explayarme y hacer larguísima entrada sobre cómo en realidad en Venezuela no hay capitalismo, sino un feudalismo... aunque de eso ya hablé en otra entrada. Es evidente que el capital en este país circula muy poco... De hecho, si a nadie le interesa si la Bolsa de Valores de Caracas está en alza o baja es porque el capital que se mueve allí es ínfimo... La BVC tiene poco de Valores y mucho de Bolsa.

En todo caso, esta entrada no es para criticar a las pocas familias que tienen el poder sobre muchos medios... En realidad, es para desnudar cómo esto ha servido de excusa para que el gobierno se dedique a censurar y coartar la libertad de expresión. Y para esto, no me viene a la mente otro caso mejor que el de la Cadena Capriles.


En el año 2000, antes de ser explotado por las familias Cuscó o Granier, era explotado por los Capriles. En este año, los dos periódicos "estrella" del grupo editorial Cadena Capriles eran Últimas Noticias y El Mundo, este último bajo la línea editorial de Teodoro Petkoff, militante de la izquierda sesentosa que ya desde los noventas, al contrario de muchos de sus "camaradas", era bastante crítico hacia la figura de Chávez.

Por el año 2000 falleció el dueño y señor Capriles. En Venezuela, al igual que en otras partes del mundo, el tema de la herencia es complicado ya que implica pagar grandes porcentajes de la sucesión al Estado (30% o más). En el caso del grupo editorial era tan enrevesado que en los pasillos de la Torre de la Prensa se comentaba la posibilidad de que esto podría incluso llevar al grupo, si no a la quiebra, al menos a algo muy cercano.

Claro que hablamos del año 2000, cuando el gobierno apenas comenzaba a enfrentarse a los medios de comunicación, algunos (como El Nacional) todavía apoyaban a Chávez en su línea editorial, y la situación no estaba tan polarizada como en la actualidad. Aún así, el gobierno no criticó el "latifundio mediático" de los Capriles, aunque sí dijo que "tenían que cumplir la ley", al momento de pagar todos los impuestos. Cómo se resolvió la situación entre los Capriles y el gobierno se puede deducir fácilmente al examinar los hechos:
  • Teodoro Petkoff fue sacado de El Mundo.
  • Eleazar Díaz Rangel, cercano al gobierno, fue nombrado editor del diario Últimas Noticias.
  • El Gobierno Nacional comenzó a invertir grandes sumas de dinero en Últimas Noticias y El Mundo por concepto de publicidad.
  • El Gobierno Nacional compró (leáse compró no expropió) varios inmuebles al Grupo Editorial.


Podría hablarse también del caso Venevisión. Un canal que tuvo mucho más protagonismo en el llamado "golpe mediático" del 2002. El canal de la Colina fue el primero en emitir los comunicados del Alto Mando Militar, además de que fue el canal que entrevistó a Guaicaipuro Lameda la noche del 11 en la noche cuando dio sus famosa declaración de que a Venezuela la gobernaban "las circunstancias". Además, si hablamos de monopolios y "latifundios mediáticos", Gustavo Cisneros debería llevarse la medalla de oro. ¿Por qué entonces se atacó fue a RCTV y no a Venevisión?

Pues, por la sencilla razón de que éstos últimos decidieron sacar del aire el programa 24 Horas, conducido por Napoleón Bravo, cuyo estilo de periodismo investigativo resultaba "incómodo" al gobierno. Claro que este caso es particularmente irónico, puesto que Bravo, apenas un par de años antes, había brindado un claro apoyo a Chávez. Su esposa, Ángela Zago, incluso formó parte de la Asamblea Constituyente. Vueltas que da la vida.

También podría recordar el caso de los Camero en Televen, que no sólo sacaron del aire a Marta Colomina, sino que aceptaron volver a colocar el programa el ex Vicepresidente y ex Ministro José Vicente Rangel. Pero en realidad, prefiero seguir hablando del caso de la Cadena Capriles, porque su desenlace me parece mucho más contundente y significativo.


Petkoff, una vez expulsado de la editorial, en vez de preocuparse, decidió ocuparse. Fundó Tal Cual, un periódico vespertino al estilo de El Mundo. Su primer editorial se titulaba Hola Hugo, y básicamente le decía al todopoderoso presidente "aquí estoy, no pudiste conmigo". La respuesta gubernamental vino en El Correo del Presidente, que tituló su editorial Hola Teodoro... Claro que este periódico dirigido por Juan Barreto no duró ni dos años en circulación, puesto que desapareció por "problemas administrativos" (un eufemismo para corrupción).

Los años han pasado y quienes apostaban al fracaso de la iniciativa de Tal Cual han tenido que tragarse sus palabras, puesto que el diario vespertino sigue circulando y ha venido creciendo... No así El Mundo, que el año pasado finalmente tocó fondo al punto que la Cadena Capriles decidió cerrarlo, y ahora buscan relanzarlo como una especie de periódico especializado que no termina de calar.

En momentos como este es complicado no sentir frustración o resignación... Sin embargo, yo prefiero recordar el caso de Tal Cual y El Mundo, que parece demostrar aquel viejo proverbio de "cosas buenas le pasan al que sabe esperar".

Y en cuanto a los Capriles, Cisneros, Camero y demás famlias que han decidido pactar con el Gobierno... Seguro que todo les va a salir bien.

viernes, 31 de julio de 2009

La (incompetente) educación pública y el adoctrinamiento como... ¿solución?

Ahora que inician las vacaciones escolares, se avecina algo terrible para Venezuela. Suele ser en estos momentos de distensión nacional cuando el Ejecutivo Nacional, a través del complaciente y absolutamente dependiente poder Legislativo, aprueba algunas de las leyes que más impacto tienen sobre la cada vez más escasa libertad individual que existe en el país.

En este momento, los medios se hacen eco de la posible aprobación de la Ley de Delitos Mediáticos. Esta situación es tan complicada y grave que creo que merece una entrada aparte (y larga), así que hoy simplemente me dedicaré el caso de la Ley de Educación.

En principio, algunos de los aspectos más criticados de la Ley corresponden a lo relacionado con la centralización de la actividad educativa. Entre otras cosas, se pretende eliminar por completo la independencia de las universidades en cuanto a los procesos de admisión de estudiantes, y darle al estado todo el control de estos mecanismos.

Una de las principales críticas de las alas más radicales (o resentidas) de la izquierda nacional es el carácter "clasista" de las universidades. Por esta razón es que se han creado estos mecanismos para favorecer a los estudiantes de los liceos públicos, y así brindarles acceso a la educación superior. Basta tener dos dedos de frente para darse cuenta de que el problema de base no se está resolviendo.

Si bien yo no viví los años setentas, mi padre sí. Y viviendo en El Cementerio, estudió en el liceo La Gran Colombia. Un liceo público que en aquella época era de gran renombre y donde incluso los estudiantes de las clases económicas altas aspiraban estudiar. Con el tiempo la inversión en la educación pública cayó a niveles terribles, especialmente una vez que el precio del petróleo tocó el suelo de los 8 dólares en la década de los noventas. Con esto, los únicos colegios que podían ofrecer sueldos decentes a los profesores eran los privados, con lo cual elevaron su nivel significativamente y la educación pública terminó de irse por la poceta.

En el siglo XXI otra vez vivimos un despegue en los precios del petróleo, pero el gobierno nacional decidió afrontar la educación pública de otra manera: con la creación de las misiones. El éxito de esta especie de "parasistema" escolar es complicado de medir, ya que incluso dentro de las universidades públicas más comprometidas con el proyecto socialista (como la UBV) presenta pocos estudiantes que vengan de este nuevo componente educativo.

Corregir el problema de base para lograr una educación plural de alto nivel debería comenzar, sin duda, por elevar el presupuesto educativo de la primaria y secundaria en escuelas y liceos públicos. Luego, expandir el alcance de las universidades ya sea a través de la ampliación de los centros actuales y/o la creación de nuevos centros educativos. Claro que todo esto debería ocurrir en el contexto donde exista un mercado laboral que permita que los graduandos puedan ejercer sus estudios... Haciendo esto, tal vez evitaríamos estar formando profesionales para otros países.

Claro, que el párrafo anterior abre con la premisa de que se quiere lograr una educación plural de alto nivel, pero al parecer el gobierno ha decidido tomar una dirección diferente. Supongo que quienes defienden esta postura del currículo "bolivariano" y que busca una formación "socialista", creen que el país va a mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos si todos tenemos la misma ideología... Al parecer ellos creen que la ciencia, la cultura y el deporte sólo florecen cuando se enseñan menos ideologías. En fin, que esa es su óptica.

País desarrollado (según los socialistas).

Este nuevo currículo "bolivariano" y "socialista" al parecer viene y viene con todo. Probablemente será aprobado por nuestros cortesanos del siglo XXI (que llamamos Diputados), por órdenes expresas del rey del siglo XXI (que llamamos Presidente). La mayoría de la sociedad, desde el movimiento estudiantil hasta yo mismo en esta entrada, pareciera bastante resignada a este hecho. La mayoría estará de vacaciones y ni si quiera le importará.

La oposición más recia a esta educación homogénea ha venido por parte de la Iglesia Católica, lo que a mi juicio resulta divertidamente irónico. En un contrapunteo de hipocresía y doble moral, el Monseñor Luckert critica al gobierno por querer imponer una educación socialista dejando de lado las demás ideologías; mientras que el Ministro Navarro critica a la iglesia por la educación católica que quiere ignorar las demás religiones.

¿No sería mejor una educación donde cada año se viera una religión (cristianismo, islam, budismo, etc.) y cada año se hiciera énfasis en una corriente ideológica (capitalismo, socialismo, comunismo, liberalismo) ? Tal vez en otro país, en otro mundo, en otra vida. En la actualidad, parece un caso perdido.

Y si esta entrada les parece un poco deprimente o les causa algún tipo de preocupación, no se preocupen, dentro de poco podrán meterme preso. Pero de eso hablaré en otra entrada.

miércoles, 15 de julio de 2009

El TeguciGOLPE y la doble moral de la OEA

Tenía tiempo huyéndole a escribir mi opinión sobre el caso de Honduras, principalmente, porque es un suceso que,como diría Walter Martínez, "está en pleno desarrollo" y los resultados de esta acción están todavía por verse. Sin embargo, ese será un puente que cruzaremos cuando lleguemos a él.

Por los momentos, ¿qué reflexión se puede sacar de la situación en Honduras? Unos dicen que es un golpe, otros que fue una salida constitucional. En mi juicio personal, se trata de un Golpe de Estado, puesto que la acción militar no estuvo acompañada de orden de captura ni juicio alguno. Que Zelaya estaba a punto de cometer traición de la patria (según la constitución de Honduras) era un hecho público y notorio, pero para eso el Congreso tenía que separarlo de su cargo, como ya ocurrió en Venezuela con Carlos Andrés Pérez (¿recuerdan cuando en Venezuela había división de poderes?), o en Ecuador con Abdalá Bucaram. No se puede hacer una sentencia previa tipo Minority Report.

Asesora del ejército hondureño.

Hace unos días, el Washington Post publicó un editorial donde criticaba la doble moral de la OEA con respecto a la situación de la democracia en Latinoamérica. En un principio, la organización ha criticado duramente a Micheletti y el gobierno de facto de Honduras por no respetar la constitución, pero poco ha hecho cuando mandatarios cometen los mismos delitos desde el poder. Es decir, al parecer, para la OEA no existen constituciones, ni instituciones, ni separación de poderes... Para la OEA la democracia es una especie de concurso de popularidad donde el ganador se convierte en Rey y puede hacer lo que quiera.

Pero ese editorial deja por fuera un aspecto todavía más grave de la doble moral que se impone en la OEA desde el socialista Insulza (o el insulso socialista). Ni si quiera se hace mención al levantamiento de la sanción que le hizo la OEA a Cuba, un país donde no existe libertad para conformar partidos políticos de oposición, ni elecciones libres... Y donde el actual presidente de la nación no fue elegido por sufragio directo, universal y secreto, sino por un decreto, al punto que hasta el nieto de Ernesto Guevara criticó la elección de Raúl Castro como una especie de sucesión monárquica. Pero, ¿qué tiene que decir Insulza ante la situación en Cuba?



En otras palabras, a Cuba no se le puede exigir que respete las condiciones democráticas para aceptarlo en la OEA, pero a Honduras sí.

viernes, 3 de julio de 2009

Michael Jackson: la última superestrella

El fin de semana pasado me dediqué, entre otras cosas, a ver los homenajes que transmitieron MTV y VH1 para conmemorar la vida de uno de los iconos pop más importantes del siglo XX: Michael Jackson. Además de los canales tradicionales, también me dediqué a leer algunos de los blogs a los que soy asiduo, pues al parecer nadie se quedó de brazos cruzados ante la sorprendente desaparición del artista.

Uno de los post más originales que leí fue el de John Manuel Silva. Su enfoque es bastante interesante; y me llevó a reflexionar sobre el por qué la muerte de un artista puede afectar tanto a tanta gente en diversos lugares. Silva descompone muy bien lo que él llama las anécdotas personales, esas que tal vez nos brindaron la ilusión de que Jackson estaba cerca en cada una de nuestras vidas. Yo mismo tendría varios cuentos que podría sacar a relucir, aunque no sé si sea del interés de los lectores de este blog tanta autorreferencia.

Pero más allá de esa ilusión de cercanía, creo que la desaparición física de Jackson marca no sólo el fin de una etapa de cada una de nuestras vidas, sino que pasa a significar el fin de toda una era en la cultura pop: la era de las superestrellas.

John Norris, el eterno conductor de Mtv News en la década de los 80s y 90s, comentó en este especial que la palabra "superestrella" es un término que en la actualidad se utiliza a la ligera y para calificar a cualquier celebridad que esté disfrutando de sus 15 minutos de fama. Yo coincido con él, puesto que el estatus de celebridad que alcanzó Michael es algo que nadie ha alcanzado y muy probablemente, no volverá a ocurrir.

El impacto de Michael Jackson como celebridad era que hacía que lo difícil se viera fácil. Si quería salir en MTV (un canal que no transmitía música "de negros") hacía un video como Billie Jean y lo lograba. Si quería hacer una canción tenebrosa podía conseguir a Vincent Price para que hiciera voces fantasmales. Si quería hacer un video de pandillas, llamaba a Martin Scorcese para que lo dirigiera. Si hacía un video sobre baloncesto, entonces aparecía jugando baloncesto con Michael Jordan. Si necesitaba una modelo para un video sexy, llamaba a Naomi Campbell.

Todo esto se dice fácil ahora, porque Jackson lo hizo en su momento, pero la realidad es que eso fue algo único, y probablemente irrepetible. ¿Se imaginan a Christopher Nolan dirigiendo un video de Justin Timberlake o Usher? ¿En algún momento de la historia alguien volverá a gastarse siete millones de dólares en un video musical como Scream? Probablemente no, porque el mundo ha cambiado, la música ha cambiado y el negocio del entretenimiento ha cambiado.

El fin de Michael no representa el fin de un movimiento musical, como puede haber sido el caso de Kurt Cobain; pero lo cierto es que sí representa el fin de un momento en la historia musical que más nunca volverá a repetirse.

Q.E.P.D. Michael Jackson, la última superestrella.

viernes, 26 de junio de 2009

Cita para imbéciles

"Ser de izquierdas es, como ser de derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas, en efecto, son formas de la hemiplejia moral..."

miércoles, 17 de junio de 2009

El largo brazo del Neocolonialismo

No suelo odiar a nadie. En serio que no. En principio, creo que el odio es una especie de amor mal dirigido, porque a fin de cuentas significa una relación sentimental profunda hacia la persona o concepto que odiamos. Creo que la verdadera antípoda del amor es la indiferencia, y por esta razón los personajes e ideales que trabajan activamente por destruir todo aquello en lo cual yo creo y defiendo, terminan por generarme eso: indiferencia.

Sin embargo, hay otra categoría de personajes entre los cuales se encuantra Juan Carlos Pesetero Monedero, que difícilmente pueden caer en esa categoría. Lo digo porque me parece que ser indiferentes ante algo tan grave como lo que él representa, es un verdadero peligro para el desarrollo de un mundo multipolar. Por eso, prefiero otorgarle el epíteto de personajes que me causan repulsión.

"Así me gustan las pollas."

Y lo comento porque este señor Pesetero Monedero, no pierde oportunidad de salir en VTV, Telesur, Antena 3 o cuanto otro medio se le atraviese en frente, hablando de las bondades del socialismo, la importancia de lo que está haciendo Venezuela para construir un mundo "multipolar" y cualquier otra cantidad de sandeces... Para después regresarse a su Reino Español, en el cual sigue viviendo a costa de las explotaciones neocoloniales que sigue ejecutando... ¡Y vaya que España es un país neocolonialista!

El "neocolonialismo"


Wikipedia define el neocolonialismo como:
"...el control indirecto que ejercen las antiguas potencias coloniales sobre sus antiguas colonias o, en sentido amplio, los estados hegemónicos sobre los subdesarrollados."
España sigue comportándose de esta manera día a día. Apenas hace un par de semanas atrás, con el beneplácito de un juzgado norteamericano, España se llevó el tesoro encontrado en por el barco Oddysey. Este tesoro robado procedente del Perú, se dirigía rumbo a España, cuando la embarcación naufragó hace cinco siglos.

España se rasga las vestiduras con la conquista, pidiendo perdón y haciendo cualquier cantidad de gestos ridículos para "reivindicarse". Pero justo ahora, cuando tiene la oportunidad de devolver un botín de más de 500 millones de dólares a su justo dueño, Perú, vuelve a sacar sus garras colonialistas para, una vez más, seguir robando a latinoamérica.

¿Derecha neocolonialista? Mira bien...

Partido Popular español.

Claro que más de un militante de izquierda quisiera poder achacarle todo lo anterior a un gobierno español adminsitrado por el Partido Popular, pero el hecho que esta medida haya sido llevada adelante por el PSOE, demuestra que el neocolonialismo no entiende de izquierdas ni derechas. Es la izquierda europea, esa misma que se rasga las vestiduras hablando de "mundos multipolares", la que ahora saca su faceta más imperialista... Pero el oro no es lo único que nos roban.

Hace un par de años un amigo se fue a estudiar un postgrado a Barcelona. Estando ya en el Reino, decidió pasar a saludar a algunos familiares y amigos en la ciudad de Valencia. Según me comentó, se reunió con una amiga que se había graduado de médico y que ahora ejercía allá... Y según esta amiga le comentó, sólo en el hospital español donde ella residía, había no menos de seis compañeros de clase de ella.

Cuando mi amigo me echó ese cuento, por supuesto que sentí escalofríos al ver que un porcentaje importante de nuestros médicos están abandonando el país. Cuando le pregunté por la casualidad que todos se hayan ido a España, él me aclaró que el Reino (y sí, insisto en llamarlo Reino porque ellos mismos se llaman así) tiene una nueva política migratoria de "pescar" médicos recién graduados de países como Venezuela, y les ofrecen ciudadanía y homologación de títulos instantáneamente, con tal de que vayan a ejercer. Así como lo escuchan, también están robándose nuestro capítal humano.

Una vez más, me gustaría poder achacarse esto al PP, pero se trata de una política promovida desde el PSOE. Así que la próxima vez que escuchen a un español hablando de las maravillas del sistema de salud de ese país, no olviden recordarle que ese sistema sólo es posible gracias a que año tras año se llevan decenas de médicos cuya formación no le costaron ni un euro al gobierno ibérico.

Los nuevos espejitos por el nuevo oro

Es difícil para mí creer que personajes como el señor Monedero (que menciono allá arriba) no tengan conocimiento alguno de estos mecanismos. Lo que intriga es por qué este señor no sale en Antena 3 criticando a su gobierno por tomar este tipo de iniciativas. Por el contrario, se encarga de felicitar a los gobiernos como el de Hugo Chávez, un gobierno que precisamente ha creado las condiciones para que los médicos hayan preferido irse a España... ¿Soy yo o todo esto resulta muy sospechoso?

Sospechoso.

Como todos sabemos, hace cientos de años los españoles llegaron acá repartiendo espejitos a cambios de oro. Muchos indígenas accedieron a este intercambio porque les parecía conveniente, y a decir verdad, utilizando las leyes de oferta y demanda, resulta atractivo cambiar oro (que tenían en cantidades importantes) por plata trabajada (que casi no tenían).

Ahora, 500 años después, los ibéricos regresan a nuestro país con una mecánica similar, pero bastante más maquiavélica. Vienen a dar "apoyo", a dar "el visto bueno de Europa" que tanto necesitan los intelectuales de izquierda aunque se nieguen a aceptarlo. ¿Y todo eso a cambio de qué? Pues, de los recursos naturales, económicos y humanos... ¡Ojalá nada más nos quitaran oro, y no todos nuestros recursos y capital humano! ¡Y ojalá a cambio nos dieran algo de valor como un espejito, y no algo tan inútil e inservible como una supuesta alianza política!

martes, 26 de mayo de 2009

¿Por qué dicen Socialismo cuando quieren decir Capitalismo de Estado?

Contrario a lo que cree Miss Panamá, Confucio no inventó la confusión, sino el Confucianismo. Esta filosofía oriental ha sido clave en la historia china, no sólo porque sentó las bases de la China Imperial, sino que por su carácter social también creó un terreno donde fácilmente se pudo cultivar el comunismo. El confucianismo propone que todos los seres humanos son iguales, aunque (hay que decirlo) también aclara que no pueden mantenerse iguales porque sería perjudicial para el "buen funcionamiento de la sociedad".

Claro, como toda buena filosofía, el Confucianismo se presta a muchas interpretaciones. Por ejemplo, sostiene que el mundo es un compendio de muchos Xiaoren (hombrecillos) que no se elevan a lo mejor de la humanidad, y por tanto una élite de hombres superiores tiene la obligación de ocupar los cargos públicos para guiar al resto de la sociedad. Si esta afirmación les parece un poco fascista o clasista, es porque lo es. Sin embargo, he aquí donde radica la principal semejanza entre los regímenes de extrema izquierda o derecha: cada uno cree que una élite debe guiar al "hombre vulgar". En la derecha se llama burguesía, y en la izquierda, burocracia.

¿Burócrata o burgués? Depende de donde trabaje.

Pero uno de los aspectos que me parecen más importantes de esta antigua filosofía china es el aspecto que se refiere a la rectificación de nombres. Según el confucianismo, precisamente para evitar confusiones, es importante que todo tenga un nombre adecuado. Esto quiere decir que si un usurpador se hace llamar rey, se comete un error. O si un rey legítimo no se comporta como tal, también es un error. Me imagino que ya saben para dónde voy.

A las cosas por su nombre

En Venezuela, en la actualidad existe una serie de "instituciones" que tienen nombres que, de acuerdo con las mismas reglas del confucianismo, no se corresponden. Podemos empezar por el sistema económico que se quiere implementar en el país. En la teoría se hace llamar "Socialismo" y en el aspecto político, puede ser que funcione de esa manera; pero cuando damos un paseo por el aspecto económico, podemos ver lo contrario. Casos como el de El Vergatario o Mercal, claramente dan muestras de que en Venezuela lo que existe es un capitalismo de Estado. El mismo ex Ministro de la Defensa de Chávez opinó esto, pero como dijimos en una entrada anterior, esto le valió acciones en su contra.

Si hablamos de personajes como el actual Ministro de Interior y Justicia, Tarek El Assami, quien recientemente acusó a uno de los socios mayoritarios de Globovisión de "mafioso" y "corrupto", hay que preguntarse nuevamente por qué se hace llamar "Ministro" y no "fiscal" (porque al parecer emite acusaciones), "juez" (porque emite veredictos) o simplemente "inquisidor" (porque es lo que en realidad está haciendo).

Finalmente, es importante notar que cuando uno nota el "funcionamiento" de las "instituciones" en Venezuela, sería más correcto decir que acá no existe una democracia participativa, sino una dictadura constitucional, y eso tal vez siendo generosos.

Lo que simplemente no tiene sentido


Cabe destacar que hay varios casos aislados de mensajes y nombres que utiliza la actual administración que simplemente no tienen sentido per se, o tienen uno muy diferente al que ellos les quisieran dar.

Ya en otra entrada mencionamos el caso de la palabra apátrida. Y creo que ni si quiera vale la pena hablar de lo hipócrita que es que Hugo Chávez llame a alguien "golpista". Pero sí quisiera hablar de una de las frases más repetidas por los "camaradas" del régimen, y que es uno de los mayores sin-sentidos revolucionarios. Me refiero a "Patria, Socialismo o Muerte".

En principio, todo el que esgrime este epíteto, lo hace en un sentido muy diferente al que tiene la frase en sí. Es decir, lo dicen como que uno debe elegir un socialismo patriota (o una patria socialista) o la alternativa es la muerte. Para que la frase tuviese ese sentido tendría que decir "Patria y Socialismo, o Muerte"; porque de la manera en que está dicha actualmente invita al que la dice (o la escucha) a elegir entre una de estas tres opciones:

1) Patria

2) Socialismo


3) Muerte


Patria, Socialismo o Muerte (3 opciones diferentes)

Con lo cual, queda bastante claro que la opción del socialismo es diferente a la de la patria. En otras palabras, uno decide ser patriota o decide ser socialista, pero no ambos. No sé si será un error, o alguna especie de mensaje subliminal para ir confundiendo a la gente y así en un futuro prefiera elegir el socialismo por encima de los valores patrios. En todo caso, creo que ya está bien de hablar de socialismo y patriotismo. En la próxima entrada hablaré de cosas un poco más agradables.

viernes, 15 de mayo de 2009

La apología a la mediocridad

Hace varias semanas un amigo que trabaja para una productora de TV que realiza una serie de programas de corte social (eufemismo para decir que hacen cualquier vaina para VTV y cobran 50 mil BsF por capítulo), me echó un cuento escalofriante. Se encontraba metido en un apartado sector de la Bombilla (barrio caraqueño) haciendo un documental sobre unas construcciones que realizaban los mismos vecinos. Al parecer, luego de saludarlo de camarada y comentar la excelente iniciativa de realizar trabajos en beneficio de la comunidad, lanzaron una lapidaria frase para ensalzar su trabajo: "acá no necesitamos ingenieros".

La frase me dejó pensando. Es decir, ¿quién podría despreciar el aporte que podría hacer un ingeniero a la hora de resolver una obra de... ingeniería? La única imagen que me vino a la mente es la repetida escena del Chavo donde Kiko le negaba algo al protagonista y éste respondía: "al cabo que ni quería".


El Chavo reaccionaba así en base, principalmente, a puro resentimiento. Al no tener acceso a algo intentaba racionalizar y decirse a sí mismo que no le hacía falta (aunque en algunos casos, esto no era cierto). Pero más allá de este episodio de negación resentida, lo que más me preocupó fue que, según mi amigo, las personas fueron muy enfáticas en despreciar el oficio de ingeniero. Para ellos alguien que se esforzó en estudiar cinco años, era mucho menos que alguien que improvisara cualquier cosa. Y sigo preguntándome, ¿por qué existe esta especie de apología a la mediocridad?

Esto es algo que se aprecia en todos los sectores de la sociedad venezolana. Si empezamos por el gobierno, claramente veremos que un amplio sector de la población se siente claramente identificado con personajes que, por ejemplo, han sido los últimos en su promoción o claramente no ni si quiera han estudiado. El principal programa de opinión del canal del Estado está conducido por alguien que se jacta de "no ser periodista". ¿Quién se puede jactar de no estudiar? Pero más importante aún, ¿qué mensaje se está transmitiendo por la televisión estatal? ¿"No estudies y algún día podrás llegar a ser el conductor de un programa en la televisión del estado"?

¿Modelo a seguir?

El (cada vez más reducido) sector privado no escapa para nada al principio de Peter. La mayoría de las personas que conozco se sienten frustradas y poco optimistas en sus sitios de trabajo. Más allá de la situación del país (que ampliamente reseño en este blog), sienten que la mayoría de las personas que surgen dentro de una empresa son los que son amigos de los dueños, tienen más contactos o simplemente le caen mejor a los dueños... Básicamente por esa razón me fui del canal de TV de señal abierta donde trabajé.

Y la situación no se queda allí: es muy probable que tú también promueves la mediocridad. Tal vez has organizado un evento a una hora específica y, llegada la hora, le dices a quienes sí fueron puntuales "un momento, vamos a esperar un tiempo a que llegue más gente para empezar". El mensaje es claro: vamos a castigar a quienes llegaron puntuales haciéndolos esperar, y vamos a premiar a quienes lleguen tarde porque, pobrecitos, no vaya a ser que se pierdan algo. Y más grave aún que el mensaje es el resultado de esta acción: es muy claro que quienes hayan sido puntuales, la próxima vez ya no lo serán tanto (¿para qué?).

No sé cómo fue que este país se convirtió en un territorio donde se premia la mediocridad y se castiga la virtud; pero algo debemos poder hacer para revertir este hecho. Mientras se siga premiando la mediocridad, seguiremos teniendo un país (y un gobierno, y una clase empresarial) mediocre. Motivo de reflexión.

lunes, 27 de abril de 2009

El fin de la democracia

Hace unas semanas atrás comentaba en otra entrada cómo se ha complicado la situación sociopolítica de Venezuela. Haciendo referencia al acoso gubernamental a figuras de la disidencia como Manuel Rosales y Raúl Isaías Baduel, comparaba estas actuaciones con aquellas que ocurrieron en la Revolución Francesa.

Hoy ocurrió otro hecho de esos que llama a la reflexión: el gobierno peruano decidió darle el asilo político a Manuel Rosales. Este hecho tiene un profundo significado, puesto que este tipo de asilo se da es a los perseguidos políticos, lo que ratificaría ante la comunidad internacional que el juicio que se le sigue a este individuo es de carácter político más que judicial. En otras palabras, Venezuela comienza a tener perseguidos políticos. Ya es oficial.

Hace un par de semanas fue la Cumbre de las Américas en Trinidad. Revisando algunos chistes de la TV norteamericana al respecto, me topé con unas declaraciones de Jimmy Fallon donde hace referencia al apretón de manos entre Obama y Chávez. "Uno no se da la mano con un dictador", decía Fallon con respecto a Chávez. Me pareció un poco dura la afirmación, puesto que antes había escuchado estas palabras dichas con cualquier cantidad de carga emocional: desde rabia, hasta impotencia, frustración... Pero la realidad es que nada tan escalofriante como escuchar a alguien que lo decía con absoluta normalidad.

¿Hay una dictadura en Venezuela?

Cuando uno revisa lo que ocurrió con el Distrito Capital, es difícil pensar que en Venezuela existe una democracia. Para recapitular, y según expresé acá en la entrada relacionada con las elecciones regionales, el ganador al cargo de Alcalde Mayor de Caracas fue el opositor Antonio Ledezma. Cabe destacar, por cierto, que el principal candidato opositor iba a ser Leopoldo López, quien en una marramucia política fue "inhabilitado políticamente" por presuntos cargos de corrupción... Por los cuales, cabe destacar, ni si quiera pudieron abrirle un juicio legal. En otras palabras, fue una decisión netamente política.

Aún con todo este clima, Ledezma, la segunda opción opositora, logró alzarse con el triunfo en el Distrito Capital. El gobierno, no pudiendo asumir esta derrota, decidió avocarse a cambiar la legislación para construir un nuevo entramado legal que permitiera el nombramiento de otra autoridad para Caracas. Esta figura, elegida directamente por el Presidente de la República, no hace más que recordar los tiempos cuartorrepublicanos cuando era el presidente quien elegía el Gobernador del Distrito Capital. Otra muestra más de que la única diferencia entre lo que hay ahora y lo que había antes es el color de las boinas.

A la Alcaldía Mayor le arrebataron el 90% de su presupuesto y atribuciones y pasaron a la nueva figura. Claro que no todo fue simplemente por decreto, puesto que desde hacía días grupos armados habían impedido a Ledezma acceder al edificio de la Alcaldía Mayor. Apenas Chávez nombró a la nueva autoridad, estos grupos desalojaron el edificio para permitir a la nueva "autoridad" asumir sus funciones. Por supuesto no faltaron quienes la criticaron por ser elegida a dedo por Chávez, pero la genial respuesta de la flamente nueva Jefa de Gobierno del Distrito Capital es que "los dedos de Chávez son los dedos del pueblo". Cero populismo, ¿no?

Escenarios iguales o peores se han repetido a lo largo del país, donde el gobierno central ha quitado atribuciones a las diferentes gobernaciones opositoras. Además, tanto el ejecutivo como otros factores oficialistas han proclamado que no tendrán ningún tipo de diálogo con la oposición, lo que debería llevar a la reflexión: ¿dónde va a terminar esto? Creo que muy en el fondo todos sabemos la respuesta.

viernes, 17 de abril de 2009

Celulares y corrupción

Cada vez que Transparencia Internacional hace un estudio de índice de percepción de corrupción, Venezuela siempre aparece de último en Latinoamérica (que ya es mucho decir). En la lista general, siempre está por debajo de países africanos que están en guerra civil. Esto quiere decir que en esos países, aún en medio de bombas y tiroteos, la gente percibe que puede hacer trámites con menos trabas y "alcabalas" que los venezolanos.

Como siempre, es muy fácil culpar a los políticos por esto, aunque la cuestión de la corrupción se encuentra arraigada en cada una de nuestras actividades del día a día, como lo demuestra el cuento que les voy a echar a continuación:

Ocurrió hace más o menos tres años, cuando después de varias insistencias de la operadora telefónica a la cual estoy suscrito, me llamó para ofrecerme que me cambiara a un nuevo modelo de teléfono celular gracias a los puntos de un plan de fidelidad que tenía con ellos. La verdad no soy de los que cambian de celular a cada rato, pero un día me encontraba por cierto centro comercial caraqueño acompañando a mi familia y decidí acercarme a una de estas agencias para preguntar al respecto.

En la entrada estaba un tipo que me atendió con mucha diligencia. Le expliqué que estaba allí porque me habían llamado y quería conocer los nuevos modelos. Hasta ese entonces tenía un celular Nokia que me había funcionado muy bien, y quería cambiarlo por otro Nokia más reciente. Si bien había muchos modelos más modernos que el mío, el tipo me insistió en que ese mismo jueves iba a llegar el nuevo modelo 6265i, y que si iba a buscarlo ese día, lo podría tener nuevo de paquete. La verdad no soy de los que quiere tener el celular con más pinta, pero como el modelo tenía una cámara de dos megapíxeles y una memoria de 1GB para música, decidí esperar. De hecho como yo tenía tanto tiempo sin utilizar el plan de fidelidad, incluso ese modelo me saldría gratis.

Finalmente llegó el día jueves y me acerqué a la tienda. El tipo que me había atendido antes no estaba, pero en su lugar había una muchacha que, de entrada, no parecía tener muchas ganas de trabajar. Entonces, se dio un diálogo más o menos así:

YO: Buenas, quería saber si ya les llegó el Nokia 6265i...

VENDEDORA: Nada más tenemos en existencia los modelos que están en vitrina.

YO (Viendo la vitrina): Entonces, ¿no les ha llegado todavía?

VENDEDORA: No...

YO (Insistiendo): ¿Y no sabe cuándo le va a llegar?

VENDEDORA: No, ni idea...

YO: Es que yo vine hace unos días y hablé con (insertar nombre del vendedor anterior aquí), y él me dijo que el nuevo Nokia llegaba hoy...

La vendedora abrió los ojos y me miró desconfiada.

VENDEDORA: ¿En serio? ¿Él le dijo eso?

Luego de mirarme de arriba a abajo como para ver si yo pestañeaba o empezaba a sudar, finalmente me dio un número y me indicó que me sentara a esperar mi turno. La verdad no tenía muy claro si tenían el puto modelo o no, pero como ya había llegado hasta allá desde mi casa y el asunto me daba más o menos igual, decidí esperar y llevarme cualquier modelo que me ofrecieran. Total, era gratis.

Pasó más o menos una media hora hasta que llegó mi turno y me acerqué al vendedor que finalmente se encargaría de entregar y configurar los equipos. Seguimos:

VENDEDOR: Buenas, ¿lo puedo ayudar en algo?

YO: Sí, yo quisiera el nuevo Nokia 6265i...

VENDEDOR: Lo siento, pero ese modelo no nos ha llegado. Ahora bien, le podría sugerir que...


En este momento un siseo de la vendedora nos interrumpe. La tipa, desde el umbral de la tienda, hace un gesto que casi que podría interpretarse como una seña masónica. El hombre la ve y sin decir palabra sólo asiente con la cabeza, me pide que lo espere un momento y se marcha a la parte de atrás.

Vendedor de celulares.

Apenas un par de minutos después, el tipo sale con una pequeña caja, mirando a todos lados y con una expresión cuasi paranoide en su cara. A estas alturas yo comienzo a preocuparme. No sabía si toda la agencia era sólo una fachada para narcotráfico y pedir un "Nokia 6265i" era una contraseña para el crack... O si tal vez la gente de la operadora traficaba con coca en los teléfonos y usaba a sus desinformados clientes como mulas. El caso es que el asunto ya me comenzaba a preocupar. El tipo saca una caja blanca con el logo del fabricante finlandés y finalmente saca el teléfono... Es el modelo que yo había solicitado y que supuestamente "no tenían".

Lo que siguió fue un procedimiento estándar de compra de celular. Además al ver que el celular me salía gratis porque tenía un buen saldo de usuario, me trataron muy amablemente y me fui contrariado. Por un lado estaba contento porque había conseguido el modelo, pero por otro lado, no sabía si tenía cocaína adentro.

¿Por qué los tipos insistían en que no tenían un modelo que sí tenían? ¿Acaso los estaban guardando para sus panas? Si ese era el caso, ¿por qué el primer vendedor me pasó el dato? ¿Será que me consideraba "pana"? ¿Y si el tipo no me consideraba "pana", entonces yo me quedaba sin el teléfono porque "no les había llegado"? Y yo, ¿había cometido alguna falta o chanchullo sin darme cuenta?

Supongo que jamás tendré la respuesta para estas preguntas. Lo que sí sé es que muy probablemente esos vendedores llegaron esa noche a sus casas a quejarse de la situación del país, que en los ministerios todo el mundo es corrupto y todo es un chanchullo. Motivo de reflexión.

viernes, 3 de abril de 2009

Comienza el "Reinado del Terror" Bolivariano...

Una de las razones por las cuales me parece que todas las revoluciones apestan, es por su carácter radical y su increíble intolerancia hacia todos los que piensen diferente. Basta darle un vistazo a lo que significó el Reinado del Terror en la Revolución Francesa.
Varios siglos después, con procedimientos disfrazados de democracia (aunque manteniendo el mismo lamentable adjetivo de "revolucionario"), la historia vuelve a repetirse. Toda cabeza visible de oposición política debe eliminarse. Hoy dictaron condenas de 30 años de prisión para los policías involucrados en los sucesos del 11 de Abril (por otro lado, los "civiles" que dispararon contra los cuerpos policiales y manifestantes de oposición, están libres... Suponemos que el hecho que formen parte del Partido Socialista Unido de Venezuela no tiene nada que ver con esta decisión).

Además, existe actualmente una orden de detención contra Manuel Rosales (adversario político de Chávez en la última elección) y el aprehendimiento de Raúl Isaías Baduel (quien fue el militar que ayudó a Chávez durante los sucesos del 11 de Abril, pero se pronunció en contra de la reforma constitucional que permitía su reelección) el régimen chavista acelera su ofensiva revolucionaria.

¿Qué reflexión se puede sacar de esto? En realidad lo único que me preocupa es que un gobierno que cometa este tipo de medidas siga teniendo altos índices de popularidad. Me tiene sin cuidado lo que haga o deje de hacer un gobierno, pero sí me parece alarmante que exista un grupo importante de venezolanos a quienes realmente les parezca una buena idea silenciar todas aquellas opiniones que sean diferentes a las del gobierno actual.

La invitación a reflexionar es a ellos... Y también a los ejecutantes de las acciones. Recordemos que (como Baduel) los héroes de la revolución de hoy pueden ser los villanos fascistas del mañana. Y si no, pregúntenle a Robespierre, artífice de la teoría revolucionaria, quien llegó a decir: "El gobierno revolucionario debe a los buenos ciudadanos toda la protección nacional; a los enemigos del pueblo no les debe sino la muerte". Por supuesto, la vida da muchas vueltas, y él llegó a ser considerado enemigo del pueblo y por tanto la revolución lo mató.
Robespierre, el Dr. Frankenstein de ese monstruo llamado Revolución que se volvió contra su creador para matarlo. Hoy, el monstruo sigue cobrando víctimas, y seguirá haciéndolo mientras existan "revolucionarios".