jueves, 13 de diciembre de 2007

El verdadero saqueo

Gran parte de la opinión pública nacional (y diría yo, hasta continental) maneja la creencia de que la diferencia entre los países “desarrollados” y los países “en vías de desarrollo” tiene su causa en que los primeros saquean los recursos de los segundos. Yo creo que es verdad. Lo que en mi opinión merece una profunda reflexión es precisamente el apartado referido a los “recursos”.

En pleno comienzo del siglo 21, la mayoría del planeta ha dejado atrás conceptos como el mercantilismo para dar paso a la sociedad del conocimiento. Este concepto, que da preponderancia al capital humano como el recurso más valioso que tiene un país, parece darle cierto espacio humanista al tradicional enfoque tecnócrata del capitalismo.

Yo creo que este nuevo tipo de pensamiento tiene bastante razón, y para ello me remito al caso particular de Japón. Es una de de las economías más poderosas del mundo (incluso forma parte del G8), y se encuentra en una pequeña isla que apenas y tiene riquezas naturales. De todos los miembros del G8, Japón es probablemente el país con menor cantidad de superficie dedicada a la agricultura, y sin embargo es uno de los que más produce. ¿La razón? Tecnología de punta. Es así como el principal recurso de Japón no es el aluminio, ni el cobre, ni el petróleo, y ni si quiera el suelo fértil. Su recurso más preciado es su población; es decir, los japoneses... y de ésos sí que tienen bastantes.



En nuestro país, lamentablemente las elites económicas y políticas siguen dándole un enfoque bastante mercantilista al tema de los recursos. Nos meten entre ceja y ceja que somos un país rico porque tenemos petróleo, como si eso fuese el recurso más importante de nuestro país. Caso a estudiar, el paro petrolero del año 2002, cuando en represalia por este paro político fueron despedidos millares de trabajadores del sector. Contrario a las aspiraciones vengativas de la medida, muchos de ellos se encuentran en mejores condiciones laborales, trabajando en petroleras de otras latitudes y ayudando al desarrollo de otros países.

Cuando yo pienso que las grandes potencias del mundo saquean nuestro recurso más preciado, no me refiero ni al petróleo, ni al aluminio ni a nuestra selva amazónica. Las grandes potencias nos están quitando todo nuestro personal calificado, en gran parte por el conformismo de unas empresas a las que no les interesa invertir más en el bienestar de sus trabajadores, y en parte por un gobierno que promueve el éxodo de cualquiera que no proclame el eslogan de “patria, socialismo y muerte”.

Mientras siga el enfrentamiento político, la inseguridad y el desempleo, probablemente muchos venezolanos calificados decidirán emigrar, y países como Canadá y Australia seguirán haciendo su agosto llevándose a nuestra población calificada. No nos extrañe entonces que la brecha entre los países ricos y pobres siga creciendo, puesto que los países grandes se llevan a nuestro recurso más preciado: los venezolanos.

2 comentarios:

Hosted by: nessita dijo...

Uff que bueno esto..

Totalmente de acuerdo...!!

Lamentablemente eso no se ha entendido, ni se entiende... y no se si algún día se entenderá por los gobiernos de este país...

Los demás países nos aprovecharán, y nosotros igualmente aprovecharemos mejores condiciones laborales...

Ni modo!!

HAL9000 dijo...

Así parece. Mientras empresas y gobiernos no cambien su forma de actuar, la fuga de cerebros seguirá ocurriendo...