jueves, 12 de junio de 2008

El Catolicismo es una religión pop



Corría el siglo III y el cristianismo se convertía en la religión oficial de la República Romana. En medio de los profundos cambios sociales que conllevaba esta medida, un humilde campesino se acercó a uno de los nuevos templos patrocinados por el Emperador Constantino II.
Un sacerdote cristiano, que se encontraba haciendo las labores cotidianas de la época (¿?) lo recibió.

SACERDOTE: Buenas tardes, hijo. ¿Lo puedo ayudar en algo?
CAMPESINO: Por supuesto, padre… Vengo porque me enteré de que el Cristianismo es la nueva religión de la República, y quería saber si yo podía seguir siendo pagano.

El padre frunció el entrecejo y luego respondió:

SACERDOTE: Por supuesto que puede seguirlo siendo… Digo, si no le importa ser condenado como hereje.
CAMPESINO: Depende, si voy a morir quemado en la hoguera, sí…
SACERDOTE: Eso es un problema entonces, hijo…

Dijo el sacerdote, y después se rascó la cabeza. El campesino, muy preocupado, le insistió.

CAMPESINO: Verá, sacerdote… El problema es que con los dioses que tengo me va muy bien: Saturno es el dios de la siembra, y Consus y Ops los dioses de la cosecha… ¡Tres Dioses! En cambio, en el cristianismo hay un solo Dios, y además tengo entendido que se ocupa de todo, y me preocupa que si tiene tantas cosas por hacer, no tenga tiempo para mis cosechas…
SACERDOTE: Entiendo… Es una preocupación válida, pero Dios escucha las plegarias de todos. Es un Dios misericordioso que le ama, le quiere, y envió a su hijo a dar la vida por nosotros… Claro, también puede enviarlo a sufrir una eternidad al infierno…
CAMPESINO: Ya. Mire, tengo entendido que en esta religión hay ángeles… ¿Será que ellos pueden ayudarme con mis cosechas?
SACERDOTE: Emmm… Tal vez deba consultar la Biblia; pero igual tengo entendido que el trabajo de ellos es algo así como mensajeros, así que no se haga ilusiones.
CAMPESINO: Entonces me dice que Dios tiene que ocuparse de todo el mundo, y los ángeles tampoco pueden ayudarme… Creo que es más negocio seguir en eso del paganismo.
SACERDOTE: ¡Hombre, no! Que apenas estamos comenzando con esta religión y no podemos estar quemando gente… al menos hasta la Edad Media.

El campesino, ignorando por completo las palabras del sacerdote, desinteresadamente comenzó a marchar hacia la puerta del templo; pero súbitamente el cura corrió tras él y lo detuvo.

SACERDOTE: Un momento… (Dijo, pensando muy bien sus palabras). ¿Qué le parece un Santo?
CAMPESINO: ¿Un Santo?
SACERDOTE: Sí. No es exactamente Dios. No es un ángel. Es alguien bueno, que le puede ayudar.
CAMPESINO: Pero, ¿ustedes no dicen que hay que adorar nada más a Dios?

El sacerdote quedó en silencio, pensando.

SACERDOTE: Sí, verá… (Dijo pausadamente) Es que estos “santos”, son como una especie de ayudantes que le comunican con Dios…
CAMPESINO: ¿Y no dijo que eso es lo que hacían los ángeles?
SACERDOTE: Sí, pero los Santos… son diferentes de los ángeles… porque… bueno… no tienen… alas.
CAMPESINO: Eso suena muy bien… Pero, igual me voy a ir por el paganismo. Es que me gusta eso de ir con la estatua, peregrinar con todos los campesinos… Es muy pintoresco.
SACERDOTE: Pues, fíjese qué casualidad… Con los Santos también se puede hacer eso. Si quiere puede peregrinar con él…
CAMPESINO: ¿Peregrinar con un Santo? Nahhh… (Gruñó con desgano) Tendría que hacer la estatua, y todo eso…
SACERDOTE: No necesariamente… Vamos a buscar una solución. ¿Qué tiene usted en su casa?
CAMPESINO: Bueno, una figura de Saturno…


CAMPESINO: Es un hombre barbudo, con un bastón, y tiene la toga romana…

Sentenció el pueblerino, mientras el cura lo miraba fijamente, antes de estallar en alegría diciendo:

SACERDOTE: Pues, no me lo va a creer… ¡El Santo Patrono de los Campesinos, es exactamente así!

El campesino, feliz como una lombriz, respondió:

CAMPESINO: ¡Guao! Esta religión es lo máximo…

Y fue así como ese Santo sin nombre, creció hasta convertirse en


San Isidro Labrador…

4 comentarios:

IK dijo...

jejeje...

Angie Rodríguez dijo...

quita el agua y pon el sol (8)

Y las vírgenes son el mejor ejemplo de marketing cristiano... recuerdo un sermón de una de las tantas misas obligatorias de mi colegio de bachillerato (sí, es ilegal que las actividades extracurriculares sean obligatorias, más si son de índole religiosa, pero mi colegio lo hacía)

En fin, el sacerdote comparó a las vírgenes con un combo de comida rápida diciendo algo así:

- Si van a Mc Donald's y piden una hamburguesa con papas, refresco y juguete ¿cómo se llama?

- Cajita feliz

- ¿Y si piden eso mismo pero en Wendy's?

- Kid's meal
(...)

- Bueno, así pasa con la virgen. En México es la de Guadalupe, en Maracaibo la de Chiquinquirá, en Margarita la del Valle (...) pero todas son la virgen María, en formas con las que la gente se identifica más...

¿Qué tal?

Ojo, no lo dije yo, lo dijo el cura, pa que no digan...

gabrieldesade dijo...

la religión catolica le queda bien a nuestra forma de vida. No te molesta, no tienes que andar sermoneando a todo el mundo, la mayoría de la gente se declara catolico. Es un buen condimento a nuestras vidas superficiales.

Trata de no explorar más allá, no sea que te des cuenta lo que hay detrás de las religiones....
...y termines como yo, un apátrida sin religión ni sendero. Sólo ante una tierra de nadie, con un libro bajo el brazo e intentando saber si dios existe...

HAL9000 dijo...

Gabriel, lamentablemente eso es lo que ocurre con todas las instituciones creadas por el hombre... =S