viernes, 28 de noviembre de 2008

Lo bueno, lo malo y lo feo del 23-N

La verdad aunque suelo darle duro a los políticos en este blog, nunca he sido de los nihilistas que promueven la abstención como método de protesta. Creo en la participación en la vida pública, en las comunidades que nos rodean, en formar parte de asociaciones y ONGs. Los partidos políticos, aunque en Venezuela tradicionalmente han sido de las organizaciones más infames, a fin de cuentas son quienes nos representan en las elecciones. Si no nos gusta, entonces podemos formar nuestro propio partido, o irnos a vivir a Sealand.

El pasado domingo se celebraron las elecciones regionales en Venezuela. Los resultados han sido desglosados, analizados y puestos bajo diversas lupas. Los análisis varían de acuerdo al ojo con que se vean. Los periódicos, dependiendo de su tendencia, lo han pintado como un triunfo para el oficialismo o la oposición. Creo que el mejor artículo que leí fue éste de la BBC, donde hacen una excelente y balanceada interpretación de los resultados. Yo en particular me siento feliz, principalmente porque, siendo residente del Municipio El Hatillo, todos los candidatos por quienes voté resultaron ganadores... Pero más allá de eso, creo que estas elecciones han representado grandes logros a nivel general. Aunque no todo fue color de rosa... Acá mi balance personal:

Lo bueno


La demostración cívica de la población, que salió a votar de forma masiva en una de las mayores participaciones en elecciones regionales desde que se llevan a cabo en el país. Más allá de ciertos inconvenientes aislados, la gran mayoría de los votantes pudo ejercer su derecho en paz y sin contratiempos.

Además, por primera vez en años, el CNE dio un primer boletín en una cantidad de tiempo razonanle, sin contratiempos y sin dimes y diretes. Los candidatos, tanto los de un lado como los del otro, han aceptado los resultados sin mayores contratiempos, con la excepción del Estado Barinas, donde aún hoy existen disturbios y el candidato opositor se niega a reconocer la victoria del hermano del presidente, Adán Chávez... O Zulia y Miranda, donde ciertos grupos oficialistas han impendido la proclamación de los candidatos de oposición que resultaron ganadores.

A pesar de estos hechos, primera vez en muchísimo tiempo, al menos pareciera que las instituciones funcionan.

Lo malo


La actitud de medios privados y públicos, nacionales e internacionales... Si bien es normal que cada quien interprete los resultados como mejor le convenga, todos han hecho algo que me parece terrible (incluído el artículo que mencioné de la BBC): todos aplican un criterio reduccionista para estas elecciones transformándolas en un "plebiscito" a favor o en contra de Chávez. Esto me parece un grave insulto para los electores...

Me resulta ofensivo como votante que exista esta matriz de opinión de que yo salí a votar por Chávez o en contra de él. La realidad es que en mi caso (y en el de casi toda la gente que conozco) salimos a votar por los candidatos que tenían mejores planes de gobierno para sus respectivos cargos. Incluso el CNE publicó en su página web los planes de gobierno de cada uno. En mi municipio hubo foros y convocatorias de l@s candidat@s a la Alcaldía, no sólo para exponer sus planes de gobierno, sino también para escuchar propuestas e inquietudes de los ciudadanos.

Que algunos medios y ciertos políticos pretendan convertir esta muestra de civismo en un simplón y maniqueísta referéndum hacia la figura de Chávez, es bastante triste. Continúa el menosprecio al electorado.

Lo feo


Sin duda, esta imagen:


Jorge Rodríguez, candidato (y eventual ganador) a la Alcaldía del Municipio Libertador, yendo a votar con una gorra del PSUV... Las leyes electorales venezolanas expresamente prohiben sufragar utilizando símbolos de alguna de las partes, y si bien los ciudadanos en su amplia mayoría cumplieron con esta ley, resulta que este candidato, quien precisamente debería dar el ejemplo de civismo y respeto al estado de derecho, hace todo lo contrario.

Para quienes leen desde afuera, hay que aclarar que Jorge Rodríguez (este que sale en la foto con gorra del PSUV y que despide cada mítin con la frase ¡Patria, Socialismo o Muerte!) fue presidente del CNE. De hecho, él regía el organismo comicial cuando la oposición desconoció el referéndum revocatorio presidencial por presunto fraude. En ese momento, él criticó a los representantes de la oposición argumentando que él era imparcial, e instando a los actores políticos a respetar las leyes electorales... Sí, las mismas leyes que él viola en esta imagen. Con respecto a su imparcialidad, creo que la imagen habla por sí misma.

En un balance general, todo está por verse. Si bien en un momento las declaraciones iniciales fueron de conciliación y acercamiento, apenas unos pocos días después saltó la promoción del odio y la división... Y esto (hay que decirlo) ha sido promovido prinicpalmente desde el oficialismo. Al parecer, la confrontación seguirá en Venezuela por mucho tiempo.

3 comentarios:

gabrieldesade dijo...

excelente analisis de lo sucedido. Además mucho más confiable que CNN o TVN (televisión nacional de Chile).
Sólo dos observaciones:
1) es cierto, ¿por qué los medios le dieron un enfoque gana-chavez, pierde-chavez?. Me imagino que es porque quieren debilitar la imágen de Chavez en el exterior. Acá hay una corriente pro-chavista que crece en las entrañas de los partidos de izquierda. Eso es peligroso, sabiendo que la realidad de chile es muy distinta a la de venezuela en cuanto a recursos. Chile es un país pobre en general, dependemos de exportaciones como el cobre, el vino, y cada vez más, se esta exportando tecnología (acá se habla del síndrome japo).

2)lo que todos destacaron y me dio mucha alegría es la calma que hubo en general. Un ejemplo que dio el pueblo al salir a votar. Muy bien!!!

Eso sería, nos comunicamos pronto!!!
saludos!!

Angie Rodríguez dijo...

Peor aún es que después de ganar las elecciones, Jorge Rodríguez retó a uno de los rectores del CNE diciendo que le iba a regalar la gorrita, lo cual demuestra la gran impunidad que reina en este país para las figuras oficialistas.

Lamentablemente, hoy los problemas en Miranda se han extendido bastante con turbas muy bien organizadas en Los Teques, y parece que va para largo.

HAL9000 dijo...

Hola, Gabriel... En realidad muchos medios le dieron este enfoque porque, a fin de cuentas, el mismo Chávez fue el promotor de esta corriente. En casa mítin de "apoyo a los candidatos del PSUV", pintaba que había que votar por él.

No sé si los medios puedan debilitar la imagen de Chávez en el exterior de manera tan eficiente como él mismo. Algunos, lamentablemente, siguen enfrascados en esa corriente. La polarización en Venezuela entró en un punto de no retorno desde hace varios años. La cantidad de violencia (física y verbal) que se aprecia es pavorosa.

La corriente pro-chavista en la izquierda internacional es natural. La mayoría de los movimientos de la izquierda a nivel mundial no se basan en raciocinios, sino en emotividad y personalismos... En ese aspecto, Chávez en un genio... Lamentablemente para el país, en lo que respecta a controlar la inflación, reducir la criminalidad y aumentar el poder adquisitivo, no es muy versado.

Saludos.