lunes, 19 de mayo de 2008

Ser venezolano II: ¿extrovertido a juro?

Aunque el principio de este post es intenso, la verdad es que la clasificación “junguiana” de introvertido y extrovertido es algo tan común que ya la mayoría de las personas lo utilizamos en nuestro día a día. Por si acaso, igual es bueno refrescar la memoria visitando wikipedia.

La introversión es una actitud típica que se caracteriza por la concentración del interés en los procesos internos del sujeto.

La extraversión, por el contrario, es una actitud típica que se caracteriza por la concentración del interés en un objeto externo.
Esta es una clasificación realizada por Carl Jung, el mismo tipo que introdujo a principios del siglo XX el concepto de inconsciente colectivo, otra idea que quisiera pasar a estudiar. ¿Por qué? Bueno, porque no sé si será culpa de este fenómeno social, o culpa del imaginario hollywoodense importado por nuestro país… Pero así como por alguna razón si vemos a alguien chino o japonés por alguna extraña razón suponemos que debe saber artes marciales, cuando alguien ve a un latino (y peor, cuando nosotros nos vemos a nosotros mismos) asumimos que tenemos que saber bailar, ser bonchones, despreocupados, vivos, y demás…

Si uno es del tipo de persona reflexiva, que prefiere ir a un parque a sentarse a ver a la gente pasar, o simplemente leer, no faltará que salga un amigo que trate de rescatarlo a uno de su “introspección” con la simple onomatopeya:

“¡Aaaaaaaaaaaaaayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy!”

Ante lo cual vendrá alguna invitación a tomar, salir a rumbear, conocer a una “jeva” o cualquier otra cosa que te impida “pensar demasiado”. En otras palabras, vivimos en una sociedad donde muchas veces se castiga la introversión.

Si estás en una fiesta simplemente contemplando a la gente, alguien te mirará feo si no te incorporas a la “joda”. Lo que es peor, si durante la fiesta llega a ocurrir ese fatídico momento en el que se arma la “fila de la conga” y no te unes agarrando por la cintura a quien tengas delante, entonces comenzará la inquisición… Muy probablemente serás vilipendiado, execrado y tildado como un grosero que no se quiere unir al festín de extroversión.

Dos personas lo mirarán a uno de reojo, mientras una le murmulla a la otra alguna frase que querrá decir algo como: “¿qué tendrá de raro ese sujeto que no quiere unirse a nosotros, haciendo este rito sumamente normal de bailar en trencito al ritmo de Ricardo Montaner?”.

¿Por qué debemos ser execrados si no nos gusta bailar? ¿No tenemos derecho a ser introvertidos? ¿Acaso nos quitarán nuestra nacionalidad a menos que optemos por “menear el esqueleto”, echar chistes y convertirnos en el alma de la fiesta?

Una vez más, esta reflexión continuará…

10 comentarios:

Angie Rodríguez dijo...

Peor!!! Si no quieres bailar el fucking trencito te paran a juro y te arrastran por la sala hasta que habilidosamente te escurras entre la gente y te escondas mientras dure el temita :S

gabrieldesade dijo...

es el sino de nacer en el caribe.
Todos esperan que sepas bailar salsa, merengue, regeton y cha-cha-chá y cuanta weá de ritmo exista... pero en fin.

sino eres el "atipico"...

Hosted by: nessita dijo...

¿Y qué decir del reggaeton?

Yo he sido humillada, rodeada y acechada por no bailar ese infame ritmo!!!

Tienes toda la razón!

oboed dijo...

Jajajajajajaja, vale... tienes razón, es una especie de fascismo y discriminación en contra de los introvertidos, pero una vez un pana me preguntó si me gustaba el reaggetón (el ejemplo es ya un EJEMPLO) y yo le dije que no, el pana me dijo que si una jeva que estuviera buenísima me "lo" meneaba no me iba a gustar el reaggetón... tiene un punto. Para mí al menos, quizá no para todos. En todo caso ¿cuál es la diferencia de mover el esqueleto con Iron Maden (para poner un ejemplo "heavy") o con Oscar d'León? Debe haber algún tratado que lo diga, pero mi teoría propia es que la identificación con un estilo musical hace que te muevas, desde ese principio da igual que sea con Héctor Lavoe o con Metálica ¿no? luego ninguno de los dos es reprochable... lo mismo que tú dices, Hal, puede decirlo un salsoso en un concierto de punk, entonces a final de cuentas lo que es reprochable son las sociedades, los grupos que se arman por afinidades y que luego critican a todo aquél que no comparta los gustos de la "comuna". No son los introvertidos o los extrovertidos, son los grupitos que se forman que joden al que no es igual... y es una cagada. Pero buej... creo que desde que el mundo tiene gente, nos unimos por afinidades y no sé si está tan fácil cambiarlo, que tampoco significa que tengamos que aceptarlo, claro. Saludos.

FilmRanch dijo...

Been there... Done that!

Yo tengo un truco: Cuando comienza la cola de conga, agarro la primera cámara de fotos y comienzo a tomarles fotos hasta cansarme. De esa manera, en vez de arrastrarme por toda la sala lo que hacen es hacerme morisquetas o posar. Me he ahorrado unos cuantos apretujones y arañazos de esa manera. d:-)

Oboed tiene razón en algo: Es una cosa "comunal", aunque definitivamente Venezuela debe ser la comuna más grande del mundo, porque al único extraterreste que terminan arrastrando en las congas (o tomando fotos) soy yo... d:-(

Noche dijo...

hey pase por aqui de casualidad y la verdad es q me ha agradado mucho el sitio :)

con el respecto al post: jajaja....y diganme sino se trata de una fiesta privada sino una discoteca o algo asi...y cuando te arrastran al trencito aparece algun habilidoso que coloca sus manos "inocentemente" en la cintura de una ....Me quedo con el baile en parejas...grupal me causa fobia!..

P.D. Buenisima la idea de tomar fotos...la tomare en cuenta.

John Manuel Silva dijo...

Coño. Parece que te hubieras inspirado en mí para escribir esto. Es verdad. Maldita sea con Ricardo Montaner y su VAAAAAAAAAAAAAAAAAMOOOOOOOOOS NEGRO PA LA CONGAAA. Maldito sea el reggaetón y malditas sean esas personas que no te pueden ver sentado en una fiesta porque te etiquetan de serio, aburrido, aguafiestas y demás...

Angie Rodríguez dijo...

noche: tuviste suerte de que te pusieran "inocentemente" la mano en la cintura y no en otro lado. Tratándose de discotecas se ve cada cosa...

HAL9000 dijo...

Gracias a todos por sus comentarios. Pronto tomaré un tiempo para sentarme a escribir el capítulo final de esta "trilogía" de reflexiones. Un saludo.

NeoGabox dijo...

Mejor ni toquemos el tema de la "introversión"...
Que cosa tan alienante...
Y es que ni que yo tuviera la culpa de serlo... T_T
Yo he optado por mimetizarme entre ellos por momentos y luego volver a mis haberes...

"Saludos Monocromáticos"